TRACCIÓN Q4 DE ALFA ROMEO: EL PLACER DE CONDUCIR EN CUALQUIER CONDICIÓN

El innovador sistema Q4 de tracción a las cuatro ruedas, presente en el Giulia y en el Stelvio, ofrece sensaciones inigualables de conducción, con un rendimiento máximo y un elevado nivel de seguridad en cualquier terreno y con cualquier clima.

El sistema Q4 monitoriza continuamente el agarre a la carretera para aportar una distribución del par óptima entre los ejes, aportando así una estabilidad y una tracción perfectas. En solo unos milisegundos.  El coche se adapta "instantáneamente" a las condiciones de la carretera y proporciona al conductor el mejor confort y los mayores niveles de seguridad y maniobrabilidad. Las malas condiciones no existen y siempre es un placer conducir un Alfa Romeo.