ALFA ROMEO 4C

El Alfa Romeo 4C ofrece el placer de conducción de un supercoche, surgido de un proyecto equilibrado con precisión. La tracción trasera, el motor turbo de gasolina 1750 en posición central, con capacidad de 240 CV y la perfecta relación potencia-peso se han diseñado para garantizar máxima agilidad con las prestaciones de un supercoche. Ese objetivo se ha conseguido con el uso de materiales ultraligeros, como la fibra de carbono, el aluminio y los compuestos. ​ El interior del 4C también se ha diseñado en fibra de carbono. Sus asientos de competición aseguran una postura deportiva aunque cómoda. Todo a bordo del 4C transmite las prestaciones propias de Alfa Romeo. La transmisión de 6 velocidades con TCT es una solución técnica que aúna la inmediatez de una caja de cambios secuencial y la comodidad de la transmisión automática. La suspensión deportiva, el sistema de frenado con discos autoventilados, los neumáticos de diámetro diferente y todos los elementos del Alfa Romeo 4C se han diseñado para optimizar el rendimiento, ofreciendo a la vez un placer en la conducción que no tiene igual. ​
ALFA ROMEO 4C SPIDER

ALFA ROMEO 4C SPIDER

Las formas, las líneas, las virtudes en carretera, la naturaleza competitiva y el estrecho vínculo con el 4C Coupé son lo que convierte al Alfa Romeo 4C Spider en la perfecta expresión de la “mecánica emocional” y en un sincero tributo a uno de los modelos más legendarios de la historia de Alfa Romeo: el 33 Stradale.

​ El Alfa Romeo 4C Spider es atrevido y eficaz hasta en sus opciones de diseño, por la aplicación de materiales ultraligeros, como la fibra de carbono, el aluminio y las piezas compuestas. En su diseño confluyen una agilidad excelente y las prestaciones de un supercoche. De hecho, el 4C Spider pesa menos de 1000 kg y ofrece una fenomenal relación de potencia-peso. ​

​ Con el techo de lona se garantiza un peso mínimo pero, al mismo tiempo, la protección adecuada. La técnica de suspensión del Alfa Romeo 4C spider es heredera del mundo de la competición, como el sistema de frenado con discos autoventilados y los neumáticos con diámetro diferenciado. ​

El corazón que late en el Alfa Romeo 4C Spider es un motor turbo 1750 de gasolina con inyección directa, que ofrece hasta 240 CV. Las prestaciones del Alfa Romeo 4C Spider reflejan un sistema de transmisión sumamente evolucionado: la transmisión manual de 6 velocidades “Alfa TCT” aúna la inmediatez de una caja de cambios secuencial y la comodidad de la transmisión automática.​
ALFA ROMEO 4C AND 4C SPIDER

Alfa Romeo – FIN DE SERIE​